Banco Nación: Créditos personales para mejorar tu vivienda

El gobierno mediante  del Banco Nación ofrece una línea de préstamos con intereses muy por debajo de la inflación anual y con plazos más largos que los habituales, con el propósito de contribuir a la población a afrontar los gastos de obras para mejorar la casa independiente. El crédito, que no es hipotecario sino personal, es otorgado por el Banco Nación a quienes desean restaurar, profundizar o terminar el inmueble que habitan, siempre y cuando cumplan una serie de condiciones.

Por su parte, la suma prestada y los intereses se deben recuperar en 120 cuotas mensuales, de acá al 2033. Es decir, en un plazo de 10 años, suficiente superior a los 6 o 7 años que casi todos los bancos fijan como tope para sus préstamos personales.

¿Cómo funciona el crédito especial del Banco Nación para mejorar vivienda?

El préstamo está accesible en todo el país a sola firma. Es decir, sin importancia de poner como asegura la propiedad o algún otro bien. Se aplica a la mejora de inmuebles que sean vivienda única y de ocupación constante.

Se debe aprovechar para cubrir todo el presupuesto de la obra, siempre y cuando la asistencia no supere los $4.000.000 ni el 50% del valor de tasación del edificio previo a los trabajos. Una vez aceptado, el crédito se entrega en dos partes. Una es para comenzar la obra. La segunda, en tanto, se cobra hasta 6 meses después en función del avance, y una vez que el banco verificó que ya se usó más del 70% del primer desembolso. En total, todo deberá terminarse en 12 meses como máximo.

¿Quiénes pueden acceder al préstamo y cuáles son los requisitos?

Deben solicitarlo empleados en relación de dependencia o alquilados, autónomos y monotributistas. También personas jubiladas y pensionadas.

Cada requerimiento debe estar a nombre de una persona o de dos, pero al menos una de ellas debe ser propiedad de la vivienda. Para encargarse del préstamo, en tanto, habrá que conseguir un presupuesto y un cronograma de obra firmados por un profesional competente (ingeniero, arquitecto o maestro mayor de obra).

¿Qué tasas de interés se aplican y cómo se ajustan las cuotas?

Las situación más ventajosas rigen para quienes tienen su cuenta sueldo o de haberes en el Banco Nación (o la pasen allí) y contraten un envoltorio de servicios de la entidad. Para los consumidores:

  • A lo largo del primer año, se aplica una tasa nominal anual (TNA) fija del 55%. Ante a esto, hoy en el sistema financiero los préstamos personales rondan el 81% de TNA, según datos del Banco Central. Y para los próximos 12 meses se espera una inflación del 94,1%.
  • El segundo y tercer año, la tasa se transforma en cambiante. Las cuotas se ajustarán cada 12 meses según el Coeficiente de Variación Salarial (CVS), un indicador del INDEC que refleja la evolución de los sueldos en el país.
  • Del año 4 al 10, las cuotas se equiparán según una tasa vinculada a la del plazo fijo (“Badlar sector privado” multiplicada por 1,3), pero con la asegura de que esa tasa no podrá superar la de los préstamos personales comunes del banco.

Para los clientes que no cobren en el Nación ni tengan un paquete poner en práctica desde el inicio la misma tasa Badlar multiplicada por 1,6, con ajustes anuales en las cuotas y también controlando que el nivel de interés no supere el de los préstamos personales de libre finalidad.

¿Cómo hacer la solicitud del préstamo?

Para pedir el préstamo primero hay que recopilar una serie de documentos y constancias que se detallan para cada tipo de consumidor en esta web oficial, tocando en “Documentación a preparar”.

El Gobierno a través del Banco Nación ha lanzado una línea de préstamos con tasas de interés considerablemente por debajo de la inflación anual y plazos más extensos de lo habitual. El objetivo principal de esta iniciativa es brindar apoyo a la población para afrontar los gastos relacionados con la mejora de viviendas independientes. Este crédito, que es de carácter personal y no hipotecario, está disponible para aquellos que deseen renovar, ampliar o completar su vivienda, siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos.

La cantidad prestada junto con los intereses deberá ser reembolsada en 120 cuotas mensuales, hasta el año 2033, lo que significa un plazo de 10 años, mucho más amplio que los 6 o 7 años que suelen ofrecer la mayoría de los bancos para préstamos personales.

Este préstamo está disponible en todo el país y no requiere garantías adicionales, como la propiedad de un bien. Está diseñado para la mejora de viviendas que sean utilizadas como residencia única y de ocupación permanente. El monto del préstamo puede cubrir todo el presupuesto de la obra, siempre que no exceda los $4.000.000 ni el 50% del valor de tasación de la propiedad antes de realizar las mejoras. El crédito se otorga en dos partes: la primera para comenzar la obra y la segunda, que se abona hasta 6 meses después, dependiendo del progreso y después de que el banco haya verificado que se ha utilizado más del 70% del primer desembolso. El proyecto completo debe finalizarse en un plazo máximo de 12 meses.

¿Quiénes pueden acceder a este préstamo y cuáles son los requisitos? Los solicitantes pueden ser empleados en relación de dependencia, alquilados, autónomos, monotributistas, jubilados y pensionados. En todos los casos, al menos una de las personas debe ser propietaria de la vivienda. Para solicitar el préstamo, se debe presentar un presupuesto y un cronograma de obras firmados por un profesional competente, como un ingeniero, arquitecto o maestro mayor de obras.

Las tasas de interés varían según la situación del solicitante. Los beneficiarios que tengan su cuenta sueldo o de haberes en el Banco Nación y contraten un paquete de servicios de la entidad disfrutarán de tasas más favorables. Durante el primer año, se aplica una tasa nominal anual (TNA) fija del 55%, en comparación con el promedio del 81% de TNA que se observa en el sistema financiero para préstamos personales. Para el segundo y tercer año, la tasa se vuelve variable y se ajusta cada 12 meses según el Coeficiente de Variación Salarial (CVS), un indicador del INDEC que refleja la evolución de los sueldos en el país. Del cuarto al décimo año, las cuotas se igualan según una tasa vinculada a la tasa Badlar del sector privado multiplicada por 1,3, con la garantía de que esta tasa no superará la de los préstamos personales convencionales del banco.

Para aquellos clientes que no cobren sus haberes en el Banco Nación ni tengan un paquete de servicios, la tasa será la Badlar multiplicada por 1,6, con ajustes anuales en las cuotas y controlando que el interés no supere el de los préstamos personales de libre destino del banco.

Fuente: Pilar a Diario

Cargando
Revise siempre su correo electrónico para ver nuevas ofertas de préstamo!

0